Dentro de las múltiples tendencias en marketing digital hay una que destaca por méritos propios. Nos referimos al Growth Hacking, esta tendencia nació como la adaptación de ciertos procesos de programación y estrategias de marketing con la finalidad de maximizar el crecimiento de startups. De esta forma se lograría incrementar el número de usuarios con una inversión y esfuerzo mínimo.

Pero, aunque el origen fue para startups, sobre todo de corte digital, hoy en día estás técnicas son utilizadas en cualquier negocio. Lo importante es que siempre tengamos presente que nuestro objetivo es hacer el mínimo uso de recursos por lo que las técnicas empleadas tendrán siempre un alto impacto de creatividad.

La pregunta que muchos se hacen es ¿Por qué utilizar el Growth Hacking si ha sido concebido para el C2C?

Nada más lejos de la realidad, el Growth Hacking no ha sido ideado para un tipo de negocio en exclusiva, sino para hacer crecer a las empresas de una forma acelerada con técnicas creativas y poca inversión de dinero y tiempo. Por tanto, con estas técnicas se puede conseguir desde información valiosa sobre la audiencia, los patrones de compra, mejorar en el tráfico y la visibilidad de aplicaciones o webs e incluso mejoras en la comunicación e interacción con clientes y/o usuarios.

El principal cambio que debe plantearse una empresa B2B para implementar técnicas de Growth Hacking es abrir y flexibilizar su forma de pensar en marketing digital y estar dispuesto a experimentar. A fin de cuentas, el Growth Hacking no es una estrategia continua, sino un “potenciador” que trabaja en paralelo con el resto de las estrategias.

En sector B2B muchos consideran que sus productos o servicios son demasiado técnicos, e incluso que pueden tener un producto “aburrido”, con clientes demasiado convencionales, por lo que probar e innovar con nuevas estrategias de marketing digital para impulsar ese “crecimiento” es casi imposible. Pero precisamente esa es la razón por la que son perfectos para hacer Growth Hacking.

Porque su audiencia no está en exceso contaminada con nuevas técnicas y acciones de marketing digital. De forma que podrías concentrar estas técnicas en:

  • Focaliza tu estrategia de marketing en el crecimiento

Neil Patel, experto en Growth Hacking piensa que los ejecutivos de marketing, con pensamiento tradicional, tienen una mirada demasiado amplia en lugar de enfocarse en el crecimiento.

  • Potencia las redes sociales para ampliar el público objetivo

A pesar de lo que se cree el B2B no son solo otras empresas. Detrás de las empresas hay personas y es nuestra obligación hablarles a esas personas. En definitiva son ellas las que tomarán la decisión de comprar o no nuestro producto o servicio.

  • El medio digital es el nuevo boca a boca

Tendemos a olvidar que las redes sociales y el social selling es nuestra mayor forma de dar visibilidad a la empresa.

  • Reconvertir tus contenidos

Google y Millward Brown Digital concluyeron que un 70 % de los compradores y clientes potenciales B2B ven videos en su etapa de decisión. Entonces ¿Por qué no reconvertir los contenidos elaborados en nuevas infografías o cápsulas de vídeo?

En conclusión, implementar técnicas de Growth Hacking en tu empresa B2B puede significar acelerar el crecimiento e incluso llevarla a un nivel que no te habías planteado en tus objetivos anuales.

Desde TWS podemos asesorarte y encontrar la estrategia perfecta para implementar en tu negocio. Contacta con nosotros y pasa al siguiente nivel.